sábado, 11 de abril de 2015

LECHE CONDENSADA FIT



Buenas tardes. Hoy me propongo alegrarles la tarde con una receta que les va a encantar a l@s más golos@s; la leche condensada. Claro que esta es una versión mucho más ligera y sana que la comercial que venden por ahí.
Con sólo cuatro ingredientes conseguiremos este manjar dulce, ideal para endulzar el cafecito o hacer postres que requiera  su sabor. 

Para prepararlo necesitas lo siguiente.

*INGREDIENTES:
-300 gr. de leche desnatada en polvo.
-1 y 1/2 vaso de agua.
-4 cdas. de edulcorante (yo utilicé líquido) o la cantidad que gustes si la quieres mas o menos dulce. 
-1 cdta. de bicarbonato sódico.


*ELABORACIÓN:
El proceso es muy sencillo.
En primer lugar mezcla en un recipiente amplio todos los ingredientes excepto el bicarbonato. Para que sea más cómodo, ayúdate de unas varillas manuales.
Cuando tengamos una mezcla sin grumos, la verteremos en un cazo y llevaremos a fuego medio durante unos minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que empiece a calentar. Una vez notemos la mezcla caliente, bajar el fuego al mínimo y dejaremos cocinar durante al menos 45-60 minutos sin parar de remover. Insistiendo bien en el fondo del cazo para evitar que se nos pegue.


Transcurrido este tiempo, habrá adquirido espesor, entonces añadir el bicarbonato de sodio y seguir removiendo enérgicamente unos minutos más, para integrarlo completamente.


**Según tengo entendido, el bicarbonato de sodio actúa como neutralizador de la acidez, al alcanzar los 18°. 
También se utiliza, en la elaboración del dulce de leche para oscurecer el color de éste. Yo creo que en esta receta no es un ingrediente esencial , así que podéis prescindir de él.


Al enfriarse la leche condensada espesará bastante más, así que antes de darla por terminada, recomiendo rectificar añadiendo más agus si la notamos con mucha consistencia y dejar unos minutos más al fuego removiendo de vez en cuando.
Cuando esté de nuestro agrado, retirar del fuego y verter en un tarro de cristal, previamente esterilizado (en agua hirviendo y luego seco.) 
 Conservar en la nevera con su tapa bien cerrado.

Con las cantidades que les doy, obtendrán como dos vasos llenos de leche condensada.


** He de reconocer, que en mi caso, poniéndole 4 cucharadas soperas de edulcorante líquido, quedó dulce, pero al utilizarla en el café, éste quedó un poco amargo. Como si el café apagase el dulzor de la leche condensada. A mí me gustó así, pero lo comento para que lo tengan en cuenta l@s que les guste más dulce, que entonces tendrán que endulzar el café un poco con vuestro endulzante habitual.
De la misma manera que hemos hecho esta leche condensada, podríamos convertirla en dulce de leche o arequipe. Controlando el espesor añadiendo menos agua o más leche en polvo, y lo del color marroncito no sé yo si con más cantidad de bicarbonato lo puedan conseguir. Será cuestión de probar.
Si lo hacen me cuentan ¿si? 
Saludos y feliz tarde de sábado :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario