miércoles, 9 de agosto de 2017

HEALTHY CINNAMON ROLLS




Holaaa! Sé que con este calor lo menos que apetece es encender el horno y meterse en la cocina, pero esta receta tenía pendiente publicarla y a ustedes les llamó mucho la atención en Instagram cuando os enseñé el resultado y a mí su sabor. Así que por aquí os la dejo para cuando quieran ponerse en modo cocinillas y deleitarse con estos rollos de canela.



*INGREDIENTES:
-280 gr. de harina de avena o la que uses más la que necesites para espolvorear la superficie de trabajo a la hora de amasar.
 Yo utilicé sabor "apple pie" de la marca Max Protein. Si utilizas harina sin sabor agrega endulzante/ eldulcorante a tu elección.
- Canela al gusto.
- 1 y 1/2 vaso de leche desnatada o bebida vegetal sin azúcar añadido (85 gr) 
- Una pizca de sal.
- 1/2 sobrecito de levadura seca de panadería (unos 3'5 gr.)
- 25 gr. de aceite de coco líquida (sustituible por oliva virgen extra)


** Para el relleno:
- Sirope de ágave , miel o el endulzante que gastes. Yo le puse de coco orgánico de Weider.
- Canela.
- Pasas sultanas.


**Para la cobertura:
- Leche desnatada en polvo.
- Agua.
- Sirope de ágave o el endulzante/eldulcorante que uses.

* Cantidades al gusto hasta obtener la textura deseada.



* ELABORACIÓN:
Comenzamos elaborando la masa que tendrá que reposar para que la levadura haga su efecto.
En un bol grande colocamos la harina mezclada con la canela, formando un agujero en el centro como si fuera un volcán. Agregamos la sal en un lateral y en el centro vamos a depositar el aceite y la leche que esté caliente (no demasiado) e inmediatamente sobre ésta la levadura. Mezclamos bien con una cuchara de madera hasta que la masa se  vuelva manejable y comience a separarse de las paredes del bol. Introducimos las manos bien limpias y continuaremos el amasado unos segundos hasta formar una bola que dejaremos reposar en el mismo bol, tapado con un trapo limpio en un sitio cálido alejado de corrientes de aire. Yo la dejo dentro del horno apagado ,una hora y media aproximadamente estuvo la mía.



Pasado ese tiempo deberá haber crecido nuestra masa llegando a doblar su tamaño inicial. La retiramos del bol y pasamos a una mesa limpia que habremos espolvoreado ligeramente con un poco de harina para que no se pegue al trabajarla. Vamos a extenderla con el rodillo formando un rectángulo. Si ves que el rodillo se te queda pegado échale un poquito de harina tambien o unta con un papel un poco de aceite. El grosor del rectángulo que sea de un centímetro aproximado, ni muy fino ni tampoco demasiado grueso.
Procedemos ahora a preparar el relleno mezclando sus ingredientes en un recipiente excepto las pasas. Si no vas a usar ninguno de los siropes mencionados ni miel, y lo que vas a utilizar es algún endulzante en grano te recomiendo que le agregues un poquitín de agua para dar consistencia melosa. Ve jugando con las cantidades. Yo no he concretado ninguna porque lo dejo a vuestra elección, les recomiendo ir añadiendo poco a poco hasta lograr la textura y sabor deseado. Untar sobre el rectángulo de masa la mezcla de canela y luego repartir unas pasas sultanas por toda la superficie.



Una vez extendido el relleno vamos a enrollar la masa empezando por uno de los laterales más largos, dejando que las puntas sean la parte más corta de la masa.


Formaremos una especie de brazo de gitano, que vamos a cortar en porciones, intentando que todas nos queden igual. El tamaño de éstas será según las unidades que queramos obtener, cuanto más grandes menos unidades, y mientras más pequeñas sean, más nos saldrán .
A mí me salieron 10 medianas. 
Engrasamos ligeramente con aceite una fuente donde iremos colocando cada rollo uno al lado del otro. Procura que no queden muy apretados ,que tengan espacio porque vamos a dejarlos reposar de nuevo antes de hornear.
Tapamos con un paño limpio la fuente con los rollos dentro y que reposen una hora u hora y media en un lugar cálido. 
Mientras haremos la cobertura mezclando los ingredientes en pequeñas cantidades hasta obtener la textura deseada. En la última media hora de reposo de los rollos de canela pondremos a precalentar el horno, donde vamos a cocinarlos una vez transcurrido el tiempo a 180° con calor arriba y abajo. 



Procurad no pasarse con el tiempo de cocción para que nos quede tiernos y jugosos. En 30 minutos aproximadamente estuvieron listos los míos. Los últimos diez minutos los dejé dentro del horno apagado y con la puerta abierta. 


Bañamos por encima con la cobertura y ya tenemos unos deliciosos y saludables "cinnamon rolls".



¿Os animáis a prepararlos? Si les gusta la receta pueden compartirla con vuestros amigos y también etiquetarme en sus fotos , saben que me haría mucha ilusión ver vuestras creaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario