SOBRE MÍ

Desde pequeña siempre fui una niña con algunos kilitos de más, la gordita de la clase vaya. Fue con 21 años, embarazada de mi hija cuando alcancé mi mayor peso, los 100 kg. La verdad que sólo engordé 10 kg. en esta etapa, pero ya me sobraban bastantes antes de quedar encinta. Dos años mas tarde, aunque había bajado de peso, (89 kg.) no eran lo suficiente para que éste fuera el ideal en función de mi estatura (1'68 m.) No me veía bien, me costaba encontrar ropa, muchas veces no quería salir de casa para no tener que vestirme. No me gustaba mirarme al espejo ni salir en fotos. Podría seguir nombrando acciones cotidianas que me hacían sentir mal, pero vamos a dejarlo aquí para no extenderme mucho con esto.
A pesar de todo esto, tampoco me molestaba mucho en hacer algo al respecto, seguía malcomiendo (fritos, bollería, refrescos, azúcares, no verduras ni frutas, tabaco...) Hasta que un buen día empecé replantearme la situación y decidí hacer algo al respecto. Con poco se fueron viendo bastantes cambios. Lo primero fue eliminar fritos, bollería, azúcares y refrescos para añadir fruta y verdura, agua, cereales integrales y algo de actividad física (esto último en poca cantidad ya que entre el trabajo y la niña pequeña a veces me resultaba muy difícil tomarme mi tiempo.) Al principio el ejercicio se limitaba solamente a caminar una hora o tres cuartos dos o tres veces por semana. Con estas pautas logré bajar unos 30 kg. aproximadamente en un año. Sin pasar hambre (5 comidas al día), sin dietas milagrosas y sin pastillas ni tratamientos que pusieran en riesgo mi salud. Seguí con esa dinámica un par de años manteniéndome alrededor de ese peso. Después de un par de acontecimientos personales en mi vida rebajé otros 15 kg. y fue cuando introduje un poco más de ejercicio en mi día a día y a darle mayor importancia a éste. Aerobic, body pump, zumba, step, spining...
Han pasado cinco años desde entonces y he mantenido un estilo de vida saludable. Hago mis 5 y a veces incluso 6 comidas al día, intento practicar algo de ejercicio a diario (no pasa nada si un día no puedes) y disfruto sin obsesiones.
Este ha sido mi testimonio, quizás uno mas de los tropecientos mil que te puedas encontrar en internet, pero es el mío, mi cambio, y si TÚ también QUIERES, PUEDES HACERLO.


Aunque ya compartí esta foto en Instagram, tengo que admitir que le dado mil vueltas a si hacerlo también por aquí.  Pero como suele decirse que una imagen vale más que mil palabras ahí las dejo. Las del antes y el después. Por si pudiera ayudar a alguien que esta en la misma situación que yo me ví, habrá valido la pena compartirla.
Sin más que agregar a este post, dar las gracias por leerme e invitarles a quedarse por aquí el tiempo que quieran ;-)
Katy


9 comentarios:

  1. Ni te imaginas lo identificada que me he sentido al leerte, aunque en mi caso sólo hace una semana que cambié mi modo de comer (no lo considero dieta). Apenas hoy he descubierto tu blog y me parece fabuloso, creo que más de una de tus recetas pasará por mis fogones :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por dedicarme tus palabras Lara! Resulta satisfactorio recibir comentarios como el tuyo que animan a una a continuar con este proyecto personal e intentar mejorar cada día un poquito mas. Un besazo guapa y una vez mas gracias y encantada :-)

    ResponderEliminar
  3. Eres una campeona y una inspiración!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Isabel! Me ves con muy buenos ojos creo yo jajaja. Un besito guapa y gracias por comentar :-)

    ResponderEliminar
  5. Ahora estoy en la situación en la que te encontrabas hace unos años y ha llegado el momento de cambiar. Gracias por hacer ver que se puede cambiar y sin aburrirte con la comida con estas recetas tan ricas que tienes en el blog, que por cierto me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por escribir y contarnos tu situación. Claro que se puede! Sin locuras, despacito y sin pausa pero sin prisas. Al principio cuesta, queremos ver resultados de inmediato y nos desesperamos, pero si somos pacientes, con ganas y un poco de disciplina y tesón seguro que lo conseguirás guapa ;-) Cualquier cosita ya sabes donde encontrarme. Un besito y buen fin de semana.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por escribir y contarnos tu situación. Claro que se puede! Sin locuras, despacito y sin pausa pero sin prisas. Al principio cuesta, queremos ver resultados de inmediato y nos desesperamos, pero si somos pacientes, con ganas y un poco de disciplina y tesón seguro que lo conseguirás guapa ;-) Cualquier cosita ya sabes donde encontrarme. Un besito y buen fin de semana.

      Eliminar
  6. No me pierdo tus recetas....
    Así se hace... Hay que luchar contra el sedentarismo y la m.... de comida que encuentras en todos lados, jjjj
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónim@! Te agradezco de corazón tu comentario, me alegra que te gusten mis recetas y muchísimas gracias por seguirme. Te mando un beso fuerte. Un abrazo :-)

      Eliminar